Turismo sustentable y responsable

Turismo sustentable: Explorando el mundo de manera responsable

El turismo sustentable nos ha demostrado que existe una manera de viajar sin poner en jaque los destinos turísticos. Al finalizar la pandemia, cuando los viajeros retomaron los aviones y cruceros, el turismo de masas puso en boca de todo el mundo lugares que recibían a millones de personas de manera descontrolada.

El turismo de masas se ha convertido en la mayor amenaza para la sostenibilida y la calidad de vida de las personas que habitan las ciudades, sobre todo en lugares que se encuentran en los primeros lugares de popularidad como Venecia, Roma, París, Nueva York, así como lugares de naturaleza que se han visto afectados por basura y extracción ilegal de especies.

En un mundo donde una foto de un lugar atractivo en Instagram puede movilizar a miles de personas, el turismo sustentable y responsable emerge como una forma de viajar que no solo brinda experiencias inolvidables, sino que también contribuye al cuidado del planeta y al bienestar de las comunidades locales.

En este artículo, exploraremos qué es el turismo sustentable, por qué es importante y cómo puedes incorporarlo en tus próximas aventuras, para que puedas disfrutar de tus viajes de manera responsable y dejar un impacto positivo en el mundo.

También te interesa: Hábitos para tener un estilo de vida sostenible

¿Qué es el Turismo Sustentable?

El turismo sustentable, también conocido como turismo responsable, turismo consciente o turismo verde, se define como una forma de viajar que tiene en cuenta los impactos económicos, sociales y ambientales de las actividades turísticas, y busca minimizar los efectos negativos del turismo de masas mientras maximiza los beneficios para las comunidades locales y el medio ambiente. El turismo responsable se basa en principios como el respeto cultural, la conservación del entorno natural, la equidad social y el apoyo a la economía local.

Impacto del Turismo de Masas en los Recursos y las Comunidades Locales:

El turismo de masas, caracterizado por la afluencia masiva de visitantes a destinos populares, puede tener graves consecuencias para los recursos naturales y las comunidades locales. 

La sobreexplotación de recursos como el agua, la energía y los alimentos puede llevar a la escasez y la degradación ambiental, especialmente en áreas delicadas o frágiles. Además, el aumento del turismo puede generar presión sobre la infraestructura local, como el sistema de transporte, las instalaciones sanitarias y el suministro de agua potable, lo que puede afectar negativamente la calidad de vida de los residentes locales.

Sumado a esto, el turismo masivo a menudo conduce a la gentrificación y al encarecimiento de la vivienda, lo que puede expulsar a los residentes originales y erosionar la identidad cultural de las comunidades locales. 

Hace algunos años, el Parque Nacional Islas Marietas tuvo que ser cerrado y prohibió la entrada de turistas. La Playa del Amor, ubicada dentro de este parque en el Pacífico Mexicano, sufrió un gran impacto ambiental por los más de 3 mil turistas que recibía diariamente (cuando su capacidad máxima era de apenas 600 personas). La fauna marítima, así como los corales, tuvieron una disminución importante. Sumado a esto, los turistas quedaban inconformes debido a que no se podía transitar por la zona. 

Otro caso es la ciudad de Venecia, que recibe actualmente más de 25 millones de turistas al año: el doble de los que llegaban en los años noventa. Esto ha ocasionado que el agua que la rodea esté sumamente contaminada, que millones de toneladas de residuos invadan las calles, que no hayan suficientes recursos y que las personas que originalmente habitaban ahí, tengan que buscar otro lugar para vivir. 

Estos son sólo algunos ejemplos de cómo los destinos turísticos no regulados, pueden terminar por dañar a las ciudades y perjudicar a las personas y los ecosistemas que las rodean. 

Importancia del Turismo Sustentable: una alternativa responsable

El turismo sustentable es fundamental para la preservación de los destinos turísticos y la protección del medio ambiente. Al adoptar prácticas respetuosas con el entorno y las comunidades locales, se puede reducir la contaminación, la degradación de los ecosistemas y la explotación de recursos naturales. Además, el turismo sustentable promueve el desarrollo económico inclusivo al apoyar negocios locales, generar empleo y mejorar la calidad de vida de las poblaciones locales.

turismo de naturaleza

Cómo Practicar el Turismo Sustentable:

1. Investiga y elige destinos sustentables: Antes de planificar tu viaje, investiga sobre destinos que promuevan prácticas sustentables y apoyen el turismo responsable. Opta por lugares que valoren la conservación del medio ambiente, la cultura local y el desarrollo comunitario. No te dejes llevar por una foto en redes sociales y prefiere explorar con un grupo controlado a unirte a los tours masivos.

2. Reduce tu huella ambiental: Durante tu viaje, adopta hábitos eco-friendly como minimizar el consumo de agua y energía, adoptar un estilo de vida zero waste y optar por medios de transporte sostenibles como el transporte público, la bicicleta o caminar siempre que sea posible.

3. Apoya a la economía local: Prefiere alojamientos, restaurantes y empresas turísticas que sean propiedad de locales y que empleen prácticas sostenibles. Compra productos locales y artesanías para contribuir a la economía de la comunidad y promover la cultura regional.

4. Respeta la cultura y la comunidad: Sé respetuoso con las tradiciones, costumbres y creencias de las comunidades locales. Aprende algunas frases básicas del idioma local y muestra interés por conocer la historia y la cultura del lugar que visitas.

5. Participa en actividades responsables: Elige actividades turísticas que respeten la naturaleza y la vida silvestre, como el avistamiento de aves, senderismo en áreas protegidas o voluntariado en proyectos de conservación.

6. Participa en actividades de educación ambiental: Aprovecha la oportunidad de aprender sobre la biodiversidad y los ecosistemas locales a través de recorridos guiados, charlas o actividades de voluntariado ambiental. Al comprender la importancia de la conservación, estarás más motivado para adoptar prácticas responsables durante tu viaje y difundir ese conocimiento a otros viajeros.

7. Contribuye al turismo comunitario: Apoya iniciativas de turismo comunitario que permitan a las poblaciones locales beneficiarse económicamente de la industria turística mientras conservan su cultura y estilo de vida. Al elegir experiencias auténticas y dirigidas por la comunidad, contribuyes directamente al desarrollo local y fortaleces los lazos entre los visitantes y los habitantes locales. Además, al participar en actividades como la cocina tradicional, la artesanía local o la agricultura sostenible, tendrás la oportunidad de sumergirte en la autenticidad de la cultura local y crear recuerdos significativos de tu viaje.

En conclusión es fundamental encontrar un equilibrio entre el desarrollo turístico y la preservación de los recursos naturales y culturales, para garantizar un turismo sostenible y beneficioso para todos los involucrados.

El turismo sustentable y responsable ofrece una forma de viajar que no solo enriquece nuestras vidas con memorias inolvidables, sino que también contribuye a la protección de los ecosistemas y al bienestar de las comunidades locales. Al adoptar prácticas conscientes durante nuestros viajes, podemos disfrutar de la belleza del mundo de manera responsable y dejar un legado positivo para las generaciones futuras. Así que la próxima vez que planees tus vacaciones, considera el turismo sustentable como una opción para viajar de manera responsable, ética, sostenible y gratificante.


Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *