conoce tu huella hídrica

¿Qué es la huella hídrica? 9 tips para reducirla

La huella hídrica mide la cantidad de agua utilizada para producir cada uno de los bienes y servicios que utilizamos en la vida diaria. Conocer qué es la huella hídrica ayuda a saber que puede medirse para un solo proceso, como por ejemplo el cultivo de un alimento como el arroz o la producción de carne de puerco, para un producto, como un par de jeans, para el combustible que usa un coche o para toda una empresa multinacional.

La huella hídrica también puede indicarnos cuánta agua está siendo consumida por un país en particular, o a nivel global, en una cuenca fluvial específica o de un acuífero.

La huella hídrica es una medida de la apropiación de agua dulce por parte de la humanidad en volúmenes de agua consumida y/o contaminada.

¿Cuándo surgió el término “huella hídrica”?

En la década de 1990, se comenzó a hablar del uso indirecto del agua asociado a la producción de bienes y servicios, pero que no se hacía visible en el producto final. Investigadores y comunicadores empezaron a hacer hincapié en el agua utilizada durante el ciclo de vida de un producto o proceso, desde la extracción de materias primas hasta la fabricación, distribución, uso y disposición final, pero que no se hacía visible para el consumidor final.

Por ejemplo, al comprar alimentos en el supermercado, las personas no eran conscientes de toda el agua que se utilizó para cultivar los productos, regarlos, procesarlos, transportarlos y refrigerarlos antes de que lleguen a sus manos. Otro ejemplo de huella hídrica sería el agua utilizada en la fabricación de productos electrónicos, textiles o cualquier otro bien de consumo. Este uso de agua, aunque no es directamente perceptible, contribuye a los problemas de la crisis de agua, así como la escasez y contaminación del agua.

Qué es la huella hídrica

El término “huella hídrica” comenzó a utilizarse en la década de 1990, específicamente en 1999, cuando el profesor Arjen Hoekstra, de la Universidad de Twente en los Países Bajos, lo acuñó como una forma de cuantificar y visualizar el uso del agua por parte de los seres humanos. Desde entonces, la noción de huella hídrica ha ganado importancia en el ámbito académico, en políticas gubernamentales y en prácticas empresariales como una herramienta crucial para comprender y abordar los desafíos relacionados con el agua y la sostenibilidad.

También te interesa: Día Cero, cómo evitar quedarnos sin agua

¿Por qué es importante hablar de huella hídrica?

Conocer qué es la huella hídrica y gestionarla es fundamental para abordar los desafíos del cambio climático y garantizar un uso sostenible del agua. Al reducir el consumo de agua y mejorar la eficiencia en su uso, podemos contribuir significativamente a la mitigación del calentamiento global, la reducción de gases de efecto invernadero y a la conservación de los recursos hídricos para las generaciones futuras.

La huella hídrica nos permite abonar a la economía circular así como responder a una amplia gama de preguntas para empresas, gobiernos e individuos. Por ejemplo:

  • ¿Dónde está la dependencia del agua en las operaciones o la cadena de suministro de mi empresa?
  • ¿Qué tan bien protegen las regulaciones nuestros recursos hídricos?
  • ¿Qué tan seguros son nuestros suministros de alimentos o energía?
  • ¿Puedo hacer algo para reducir mi propia huella hídrica y ayudarnos a gestionar el agua tanto para las personas como para la naturaleza?

Dependiendo de la pregunta que se esté formulando, la huella hídrica puede medirse en metros cúbicos por tonelada de producción, por hectárea de tierra cultivable, por unidad de moneda y en otras unidades funcionales.

La huella hídrica nos ayuda a comprender para qué fines se están consumiendo y contaminando nuestros limitados recursos de agua dulce. El impacto que tiene depende de dónde se extrae el agua y cada cuánto tiempo. Además se considera si proviene de un lugar donde el agua ya es escasa, y si las consecuencias pueden ser significativas y requerir acción.

Los tipos de huella hídrica son tres: verde, azul y gris. Juntos, estos componentes proporcionan una imagen completa del uso del agua al delinear la fuente de agua consumida, ya sea como lluvia o humedad del suelo, agua superficial o subterránea, y el volumen de agua dulce necesario para la asimilación de contaminantes, así como la cantidad de residuos.

Los tres tipos de huella hídrica

Ahora que sabes qué es la huella hídrica, podemos hablar de los tipos.

Huella hídrica verde es el agua de la precipitación que se almacena en la zona de raíces del suelo y se evapora, transpira o es absorbida por las plantas. Es especialmente relevante para productos agrícolas, hortícolas y forestales.

La huella hídrica azul es el agua que se ha obtenido de recursos superficiales o subterráneos y que se evapora, se incorpora en un producto o se toma de un cuerpo de agua y se devuelve a otro, o se devuelve en un momento diferente. La agricultura de riego, la industria y el uso doméstico del agua pueden tener cada uno una huella hídrica azul.

La huella hídrica gris es la cantidad de agua dulce requerida para asimilar contaminantes y cumplir con normas específicas de calidad del agua. La huella hídrica gris considera la contaminación de origen puntual descargada a un recurso de agua dulce directamente a través de un tubo o indirectamente a través del escurrimiento o lixiviación del suelo, superficies impermeables u otras fuentes difusas.

cómo cuidar el agua potable

¿Cómo reducir la huella hídrica en casa?

Calcula tu huella hídrica y revisa estas acciones que puedes tomar para reducir tu huella hídrica:

Repara fugas de agua

Verifica regularmente tus grifos, tuberías y sistemas de conducción de agua en busca de fugas y repáralas de inmediato. Incluso un pequeño goteo puede desperdiciar grandes cantidades de agua con el tiempo.

Instala dispositivos de ahorro de agua

Instala cabezales de ducha de bajo flujo, grifos de bajo flujo y inodoros de doble descarga para reducir el consumo de agua en tu hogar.

Reutiliza el agua

Vuelve a usar el agua siempre que sea posible. Por ejemplo, puedes recoger el agua de la lluvia para regar tus plantas, reutilizar el agua de enjuague de frutas y verduras para descargar el baño, o usar agua de lavado de ropa para limpiar pisos o vehículos.

Revisa los productos que consumes

Pensar dos veces antes de comprar algo puede ayudarte a reducir tu huella hídrica, ya que muchas veces consumimos productos que no necesitamos y de los que podemos prescindir. Cosas como la ropa, accesorios e incluso los electrónicos se pueden comprar de segundo uso o alargar su vida útil en mayor medida.

También te interesa: El precio oculto del fast fashion

Adopta prácticas de jardinería sostenible

Utiliza plantas nativas y resistentes a la sequía en tu jardín para reducir la necesidad de riego. Aplica mantillo alrededor de las plantas para retener la humedad del suelo y reducir la evaporación.

Reduce el consumo de carne

La producción de carne requiere grandes cantidades de agua. Reducir el consumo de carne, especialmente de carne de res, puede ayudar a reducir significativamente tu huella hídrica.

Utiliza electrodomésticos eficientes en el uso del agua

Al comprar electrodomésticos nuevos, elige aquellos que sean certificados como eficientes en el uso del agua, como lavadoras y lavavajillas de alta eficiencia.

Concientiza sobre el uso del agua

Informa a tu familia sobre la importancia de conservar el agua y fomenta prácticas sostenibles en todo el hogar.

¿Cómo pueden reducir su huella hídrica las empresas?

Las empresas pueden reducir su huella hídrica implementando una serie de medidas y prácticas sostenibles en sus operaciones y procesos de producción. Aquí hay algunas formas en que las empresas pueden reducir su huella hídrica:

Mejorar la eficiencia en el uso del agua: Realizar una auditoría del uso del agua para identificar áreas de desperdicio y oportunidades de mejora. Luego, implementar tecnologías y prácticas que reduzcan el consumo de agua, como la instalación de equipos más eficientes, la optimización de los procesos de producción y la reutilización del agua en diferentes etapas del proceso.

Reciclar y reutilizar el agua: Implementar sistemas de reciclaje de agua que capturen y traten las aguas residuales para su reutilización en el proceso de producción. Esto no solo reduce la demanda de agua fresca, sino que también minimiza la descarga de aguas residuales al medio ambiente.

Gestionar la cadena de suministro: Trabajar en colaboración con proveedores y socios comerciales para identificar oportunidades de reducción de la huella hídrica en toda la cadena de suministro. Esto puede implicar la selección de proveedores que adopten prácticas sostenibles en el uso del agua y la promoción de estándares de gestión del agua en toda la cadena de suministro.

Adoptar prácticas agrícolas sostenibles: Si la empresa está involucrada en la producción agrícola, puede implementar prácticas agrícolas sostenibles que reduzcan el uso de agua, como el riego por goteo, la rotación de cultivos y el uso de cultivos resistentes a la sequía.

Educación y concienciación: Promover la educación y la concienciación sobre la importancia de la conservación del agua entre los empleados, clientes y otras partes interesadas. Esto puede incluir programas de capacitación sobre el uso eficiente del agua, campañas de sensibilización y la incorporación de criterios de sostenibilidad del agua en las políticas y prácticas de la empresa.

Participar en iniciativas de colaboración: Unirse a iniciativas y programas colaborativos con otras empresas, organizaciones y gobiernos para abordar los desafíos relacionados con el agua a nivel local, regional y global. Esto puede incluir la participación en plataformas de diálogo multi-stakeholder, la contribución a proyectos de conservación del agua y el apoyo a programas de gestión integrada de recursos hídricos.

Contribuir positivamente a la gestión sostenible del agua y al cuidado del medio ambiente es responsabilidad de empresas, gobierno e individuos.


Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *